El Campeón Mundial de los Proyectos: Brasil en la Expo

Desde un comienzo ha sido una de las principales atracciones de la EXPO. El pabellón de Brasil - donde este país celebra el 7 de septiembre su Fiesta Nacional, y también su Día Nacional en la EXPO - fascina a los visitantes con una pared compuesta por un millón y medio de lápices de madera, en la cual se pueden colocar mensajes, saludos o incluso fotos. El gran trabajo realizado y las originales ideas que caracterizan el Pabellón de Brasil se encuentra también en sus Proyectos en todo el Mundo, que se presentan en los diferentes Parques Temáticos de la EXPO. Con nada menos que 23 proyectos, Brasil es probablemente el participante más diligente de la EXPO.

Del gran número de proyectos destacamos uno que, de forma especial, expone los problemas sociales de Brasil y la ayuda para el desarrollo que presta Alemania. Brasil presenta el Proyecto PRORENDA en el Parque Temático "Basic Needs". La Sociedad de Cooperación Técnica (GTZ), la que por encargo del Gobierno Federal alemán realiza proyectos de desarrollo en Brasil desde hace más de treinta años, señala sobre la situación social del país: "Brasil es un país con un desarrollo regional y sectorial muy disímil, que además consigna una enorme desigualdad social. Una quinta parte de los 160 millones de brasileños vive en la pobreza absoluta, mientras que el diez por ciento de la población dispone de más de la mitad del ingreso nacional. Por esta razón, la GTZ apoya un programa para reducir la pobreza en las regiones urbanas y rurales. Apoyamos a grupos de autoayuda de campesinos pequeños, microempresarios y habitantes de los barrios marginales pobres. Este programa que ya está dando los primeros frutos, por ejemplo en las favelas de Belo Horizonte y Fortaleza, tiene un carácter modelo. PRORENDA está recorriendo nuevos caminos, por ejemplo haciendo participar a organizaciones no gubernamentales, utilizando fondos autoadministrados para financiar obras de infraestructura y fomentando el empleo y el ingreso."

Otro campo central de la presencia brasileña en la EXPO son los proyectos ecológicos, en particular aquellos dedicados a la protección de la selva lluviosa. La GTZ se refiere a estos proyectos, que se presentan en la Global House de la EXPO con las siguientes palabras: "La destrucción de la selva lluviosa amazónica ha provocado una discusión internacional sobre el desarrollo sostenible y las medidas para su protección. El Gobierno Federal alemán participa en el "Programa piloto para preservar la selva lluviosa tropical en Brasil", iniciado después de la Cumbre de Río en 1992. El objetivo es preservar, de forma sostenible, la selva lluviosa ante la creciente destrucción. Para los grupos locales de habitantes se están elaborando proyectos de explotación acordes con esta meta. Sin embargo, para los brasileños los problemas ambientales en las aglomeraciones urbanas son más urgentes que la destrucción de la selva lluviosa. Tres cuartas partes de la población brasileña viven en ciudades, donde también se ha establecido la mayor parte de la industria. El abastecimiento de energía y agua, así como la eliminación de residuos - especialmente industriales -, depara enormes problemas. Las autoridades ambientales nacionales han alcanzado algunas mejoras, por ejemplo en la protección industrial del entorno natural; no obstante, en comparación con las autoridades europeas son mucho más débiles."