Los participantes Internacionales en la EXPO 2000:

Un Viaje del Mundo hacia el Futuro

 

Las exposiciones universales han contribuido tradicionalmente a fomentar el encuentro e intercambio cultural e ideológico de personas de todos los rincones del mundo. Las presentaciones de los diferentes países y organizaciones internacionales participantes suelen ser el atractivo principal de las exposiciones universales.

 

En Hannover, estas presentaciones constituirán junto con el Programa de Cultura y Espectáculos, el Parque Temático y los Proyectos en todo el Mundo- uno de los cuatro pilares básicos de la EXPO 2000.

 

En 1995, Helmut Kohl, el antiguo Canciller Federal de la República Federal de Alemania, cursó su invitación a 185 naciones y 14 organizaciones internacionales para participar en la Exposición Univesal de Hannover. En vista de los datos actuales, todo hace pensar que la EXPO 2000 registrará un récord en cuanto a participación.

 

En enero de 1999 habían confirmado su participación 186 países y organizaciones internacionales, con lo que se supera ya la cifra de participantes en cualquiera de las exposiciones universales anteriores.

Los Países del Mundo Presentan Soluciones para el Futuro.
Entre los participantes en la EXPO 2000 se encuentran los diez países de mayor extensión y de mayor población del mundo, como así también las naciones industrializadas más importantes del Globo (EE.UU., Japón, Canadá y los estados miembro de la Unión Europea).
Pero también están representados casi todos los países del mundo árabe, del Continente Africano y de Latinoamérica. "En este momento histórico en el que la Humanidad se dirige hacia el nuevo milenio recibimos con los brazos abiertos a todos los países y naciones del mundo por igual," asegura Birgit Breuel, Comisaria General de la EXPO 2000.
Por primera vez en la historia de las exposiciones universales, el lema de la EXPO 2000 "Hombre - Naturaleza - Tecnología" tiene carácter obligatorio y vinculante para todos los participantes. Con sus aportes, las naciones de la Tierra presentarán --con el telón de fondo de sus propias particularidades sociales, culturales, históricas y económicas- sus propuestas para solucionar las cuestiones del futuro. "Con la EXPO 2000 hemos puesto en marcha una búsqueda, a nivel mundial, de respuestas a los desafíos del Siglo XXI, cuyos resultados se presentarán en la Exposición Universal," añade Birgit Breuel.

Apoyo a los Países más Pobres

Los países del Sur y del Este pueden contribuir mucho al debate sobre el futuro de la Humanidad. Para que puedan presentarse del modo adecuado en la EXPO 2000 e integrar el tema de la política de desarrollo en el concepto de la Exposición Universal, Alemania ha puesto a disposición fondos por un importe de 100 millones de marcos.

Por encargo del Ministerio Federal para el Desarrollo, la Sociedad Alemana para la Cooperación Técnica (GTZ) se ocupa de Ilevar a la práctica en la EXPO 2000 esta tarea. Entre otras cosas, la GTZ asesora a más de 90 países sobre los preparativos de fondo y organizativos para la EXPO 2000. Los países especialmente pobres -los llamados "Least Developed Countries"- perciben además una ayuda financiera.

 

Los Pabellones Invitan a un Viaje Alrededor del Mundo para el Próximo Milenio.

Los participantes en la EXPO 2000 pueden exponer sus presentaciones en sus propios pabellones o bien en las áreas de exhibición del recinto de la Exposición Universal. Los pabellones pueden ser edificaciones con una "vida útil" limitada a la duración de la exhibición o bien tener carácter permanente.

Se han presentado ya numerosos proyectos para la construcción de pabellones y edificaciones. En la EXPO-Plaza central se construirán el Pabellón Alemán (con una superficie de unos 12.000 metros cuadrados), así como superficies de exposición para las Naciones Unidas, la Unión Europea y otras Organizaciones Internacionales.

"De esta forma, la visita a la EXPO 2000 estará configurada como un viaje alrededor del mundo, con diferentes etapas que se pueden recorrer a pie a lo largo y ancho del recinto ferial,"
comenta la Comisaria General de la EXPO, Birgit Breuel.

Desde el 1° de junio hasta el 31 de octubre del año 2000, los participantes tendrán ocasión de celebrar su Día de la Nación, ofreciendo al público visitante una muestra representativa de su arte y cultura, por ejemplo con conciertos, desfiles, exposiciones, etc. Los actos previstos por los diferentes países se integrarán en el programa de cultura y espectáculos de la EXPO 2000.

 

La Imagen de Alemania Queda Definida por su Papel de Anfitrión
El país anfitrión de la EXPO 2000 es la República Federal de Alemania, que invita a todas las naciones y organizaciones internacionales del mundo a que se den cita en Hannover.
Según las normas de la "Oficina Internacional de Exposiciones" (B.I.E.) con sede en París -organismo encargado de la adjudicación de las exposiciones universales sobre la base de acuerdos internacionales-, el Gobierno Federal alemán debe nombrar a un Comisario General que actuará como su representante oficial en todos los asuntos relacionados con la EXPO 2000.
Así pues, mediante resolución del 15 de septiembre de 1994, el Gobierno Federal Alemán nombró Comisaria General a Birgit Breuel. En su calidad de Ministra de Hacienda del Estado federado de Baja Sajonia, fue ella quien concibió y desarrolló la idea de celebrar la EXPO 2000 en Hannover y logró que en 1990 se impusiera la candidatura de Alemania como sede de la exposición universal del año 2000. Breuel, natural de Hamburgo, desempeñó un importante papel tras la reunificación alemana: en su calidad de Presidenta del Treuhandanstalt (el holding público encargado de la privatización de las empresas de la ex República Democrática Alemana, con sede en Berlín), cargo que desempeñó desde 1991 hasta 1994, fue una de las artífices de la difícil transición de la Alemania del Este a una economía de libre mercado. En abril de 1995, Birgit Breuel retomó sus actividades relacionadas con la Exposición Universal, desempeñando el cargo de Comisaria General de la EXPO 2000. Desde la primavera de 1997 es además Gerente de la sociedad EXPO 2000 Hannover GmbH y contribuye activamente al éxito de este ambicioso proyecto.
En julio de 1997 se integró la división internacional del Comisariado General en el área "Participantes" de la sociedad EXPO 2000 Hannover GmbH, que se encuentra a disposición de todos los participantes oficiales como interlocutor central ya desde la fase preparatoria.
Sus funciones abarcan desde el asesoramiento técnico en la configuración de la presentación hasta la asistencia en cuanto a trámites aduaneros y obtención de visados o permisos de entrada en territorio alemán, pasando por la resolución de consultas de tipo práctico relacionadas con la vida diaria durante la estancia de los invitados en Alemania.
"El interés y las expectativas de la opinión pública internacional con respecto a la primera exposición universal de la historia de Alemania son enormes," afirma Birgit Breuel, Comisaria General de la EXPO 2000. Y añade:
"En nuestro papel de anfitriones tendremos la gran oportunidad en el año 2000 de brindar a nuestros invitados de todo el mundo una cordial acogida, de forma que todos se sientan bien recibidos y disfruten de una agradable estancia en nuestro país, lo cual a su vez contribuirá a crear una buena imagen de Alemania en el extranjero, que esperamos perdure durante muchos años."