Índice:
Introducción.
Fundamentos Legales.
Escolaridad Obligatoria.
Educación Preescolar.
El Sistema Escolar.
Los Profesores.
Fotos.
 

 En 1996 existían en Alemania 52.418 escuelas con un total de 12,6 millones de estudiantes y unos 779.800 profesores a tiempo completo. La Constitución alemana establece que todos tienen derecho a desenvolver libremente su personalidad y a elegir un puesto de aprendizaje y una profesión conforme a su vocación y a sus aptitudes personales. De este derecho fundamental formalmente reconocido en la Constitución alemana se deriva para la política educativa el objetivo de posibilitar a todos los ciudadanos una promoción óptima y una formación cualificada que responda a sus intereses y capacidades. Todos deben tener a lo largo de su vida la posibilidad de formarse personal, profesional o políticamente. Entre las directrices de la política educativa figura la de dar a los jóvenes la educación necesaria para que se conviertan en ciudadanos emancipados, dispuestos a asumir su parte de responsabilidad en la marcha de la democracia. Como nación industrial pobre en recursos naturales, la República Federal de Alemania necesita imperiosamente profesionales bien preparados. Por eso Alemania invierte cantidades considerables en el sistema educativo. En 1996 los presupuestos públicos destinaron en todo el territorio nacional aproximadamente 159.200 millones de marcos a las escuelas y a la enseñanza superior, incluyendo las medidas de fomento para escolares y estudiantes.

 

ir al inicio de la página
 

 FUNDAMENTOS LEGALES. En virtud del artículo 7 GG (Ley Fundamental), «el sistema escolar, en su totalidad, está bajo la vigilancia del Estado». Debido a la estructura federal del país, las competencias en materia de educación están repartidas entre la Federación y los Estados Federados. La legislación y administración en materia de educación son básicamente competencia de los Estados Federados, sobre todo en los ámbitos escolar y universitario y de la formación de adultos y perfeccionamiento. Ahora bien, el «Convenio sobre Homogeneización de la Enseñanza» suscrito entre los Estados Federados (Convenio de Hamburgo, del 14 de octubre de 1971 ) garantiza la existencia de una estructura básica común y equiparable. Mediante dicho convenio los Estados Federados fijaron normas uniformes en lo tocante a la escolaridad obligatoria, formas de organización, reconocimiento de exámenes, etc.

En este orden de cosas la Conferencia Permanente de los Ministros de Educación y Cultura de los Länder de la República Federal de Alemania (KMK) ha sentado mediante diversos acuerdos unas bases uniformes para el sistema escolar y el reconocimiento de titulaciones de los centros de educación general y profesional en todos los Estados Federados, por ejemplo respecto a la reordenación de la escuela secundaria, reglamentos de exámenes uniformes para el examen final de bachillerato y reconocimiento recíproco de los títulos de las escuelas integradas, todos los cuales garantizan la necesaria homogeneidad y equivalencia. La cooperación entre los Estados Federados en el seno de la KMK ha posibilitado en gran medida una evolución uniforme y equiparable en materia educativa.

ir al inicio de la página

 

 ESCOLARIDAD OBLIGATORIA. La escolaridad obligatoria va desde los seis años cumplidos hasta los 18, es decir, abarca un período de doce años. Durante esa etapa los alumnos tienen que asistir nueve años (en algunos Estados Federados diez años) a un colegio a tiempo completo para cumplir la escolaridad general y después a una escuela profesional a tiempo parcial para cumplir la escolaridad profesional obligatoria, siempre y cuando no prosigan su formación en una escuela general o profesional a tiempo completo. Todas las escuelas públicas son gratuitas. El material didáctico, sobre todo los manuales, en parte también es gratuito, o bien se pone temporalmente a disposición de los alumnos. En algunos casos se cobra por la adquisición un canon en función de los ingresos de los padres.

La Ley Fundamental reconoce el derecho de fundar y gestionar escuelas de titularidad privada. En la medida en que sustituyan a escuelas públicas, los centros privados requieren la autorización del Estado. Eso sí, los centros «sustitutorios» sólo están facultados para realizar exámenes y conceder títulos de conformidad con las disposiciones legales vigentes para las escuelas públicas una vez reconocidos como centros oficiales por las autoridades educativas de los Estados Federados. Este tipo de escuelas, que completa la oferta docente de las instituciones públicas, recibe ayudas financieras de los Estados Federados.

En Alemania el número de alumnos matriculados en estos centros privados aumenta permanentemente (curso 1996/97 cerca de 645.000 alumnos en 3.645 escuelas generales y profesionales). El 43,6% de los alumnos privados cursan estudios en institutos, el 13% en escuelas Waldorf y el 10 % en escuelas especiales privadas.

 

ir al inicio de la página

 

 EDUCACIÓN PREESCOLAR. La educación preescolar está a cargo de los jardines de infancia o Kindergarten y no forma parte del sistema escolar público, sino que está integrada en el sector de la asistencia a la infancia y la juventud. Los titulares de los jardines de infancia suelen ser las Iglesias, entidades benéficas o los municipios, pero pueden serlo también empresas o asociaciones.

La labor pedagógica se centra en la educación social y el desarrollo integral de la personalidad. Secunda la educación en la familia y compensa carencias en el desarrollo. Los niños aprenden básicamente jugando. Por regla general los jardines de infancia sólo tienen horario de mañana. Sólo una parte de los centros ofrecen atención de jornada completa.

Desde enero de 1996 se reconoce formalmente el derecho a obtener una plaza en los jardines de infancia. Está previsto que este derecho se materialice a finales de 1998 en todo el territorio federal gracias a la construcción de nuevos jardines de infancia. No obstante, la asistencia al jardín de infancia sigue siendo voluntaria. Los padres tienen que pagar una tasa, escalonada según sus ingresos. En 1996 cerca del 67% de los niños entre tres y seis años estaban inscritos en los jardines de infancia.


ir al inicio de la página
 

 EL SISTEMA ESCOLAR. Cumplidos los seis años, los niños pasan a la escuela primaria, que dura en general cuatro años (en Berlín y Brandeburgo, seis). En la mayoría de los Estados Federados los niños no reciben durante los dos primeros años calificaciones escolares, sino evaluaciones globales, recogidas en un informe donde se exponen detalladamente los progresos y carencias individuales en las distintas materias. Al cabo de esos cuatro años comunes en la escuela primaria, los alumnos pasan a otro centro de educación general secundaria; los cursos 5º y 6º constituyen, independientemente de su adscripción organizativa, una fase especial de promoción, observación y orientación sobre la formación ulterior con sus respectivos centros de gravedad.

En la mayoría de los Estados Federados esta fase de orientación se inscribe en la primera etapa de la educación secundaria dentro de los diversos tipos de centros, pero en algunos constituye una fase escolar independiente de los tipos de centros.

Cerca de la cuarta parte (1995) de los niños pasa de la escuela primaria a la escuela «básica». La escuela básica transmite a los alumnos una formación general esencial. Los alumnos aprenden alemán, matemáticas, ciencias naturales, ciencias sociales y un idioma extranjero (casi siempre inglés) y tienen una asignatura de formación laboral, para facilitarles después la formación profesional.

Por regla general los egresados de la escuela básica cursan estudios de formación profesional dual; el título de la escuela «básica» da acceso a numerosos estudios de formación profesional en la artesanía e industria. Los que concluyen esta etapa de la escuela «básica», al cabo de un total de cinco o seis años, realizan a continuación una formación profesional en empresas y asisten paralelamente hasta los 18 años a una escuela profesional.

La Realschule (secundaria profesional) se sitúa entre la escuela básica y los colegios de bachillerato y transmite una formación general ampliada. Abarca por regla general seis años (curso 5º a 10º) y concluye con un título escolar medio, que permite cursar estudios escolares ampliados, por ejemplo en escuelas profesionales técnicas especiales o en escuelas técnicas secundarias. En 1996 cerca del cuarenta por ciento de los alumnos obtuvo este título escolar medio.

Los institutos de bachillerato transmiten una formación general profundizada. La antigua subdivisión en institutos de lenguas antiguas, lenguas modernas y matemáticas/ciencias naturales apenas se mantiene. El grado secundario abarca los cursos 11 a 13 (en algunos Estados Federados los cursos 10 a 12 o bien 11 a 12); aquí el sistema de cursos ha sustituido al tradicional de clases. Dentro siempre del marco formativo general, que engloba determinadas asignaturas y grupos de asignaturas de carácter obligatorio, en el grado secundario el alumno goza de un amplio margen para fijar su currículo individual gracias al aumento de la oferta de materias. Las asignaturas están adscritas a distintos campos temáticos: el lingüístico-literario-artístico, el sociológico y el de las matemáticas, las ciencias naturales y la técnica. Cada uno de estos tres campos tiene que figurar ininterrumpidamente en el currículo de cada alumno hasta el final del grado secundario, incluido el examen final de bachillerato (Abitur). El segmento obligatorio engloba, aparte de los tres campos indicados, las asignaturas de religión y deporte. El grado secundario concluye con el examen de Abitur, que se pasa en cuatro asignaturas.

Superado dicho examen, el estudiante recibe el certificado de aptitud para cursar estudios superiores, por regla general al cabo de 13 años de educación escolar. Los certificados finales de secundaria que se expiden actualmente en cuatro Estados Federados y diversas escuelas al cabo de 12 años también dan acceso a todos los estudios superiores.

Para acceder a la enseñanza superior se exige por principio el correspondiente Certificado de Aptitud (universitario o para Fachhochschulen). Debido al elevado número de candidatos y la falta de plazas para cubrir la demanda, para algunas carreras existen restricciones de acceso a nivel nacional o regional. Los criterios de selección del sistema tanto central como local son la nota media del Certificado de Bachillerato (Abitur) y el tiempo de espera entre el Abitur y la presentación de la solicitud en el centro superior elegido.

Otro modelo de centro escolar durante la primera etapa de la educación secundaria es el de la escuela integrada. Por regla general abarca desde el 5º al 10º curso. Algunas escuelas integradas tienen su propio bachillerato, idéntico al de los institutos. La escuela integrada de forma cooperativa asocia pedagógica y organizativamente la escuela básica, la secundaria profesional y el instituto; a su vez la escuela integrada plena constituye una unidad pedagógica y organizativa de esos tres tipos de centros. En las escuelas integradas plenas algunas asignaturas (matemáticas, primer idioma extranjero, lengua alemana, química/ física) se imparten a partir del séptimo curso con al menos dos niveles diferentes de dificultad. El nivel de los cursos depende del grado alcanzado al término del curso noveno o décimo (escuela básica, título escolar medio, aptitud para acceder al grado secundario en un instituto de bachillerato).

En algunos Estados Federados existen también diversos tipos de centros con varios sistemas formativos: «escuelas regulares» (Turingia), «escuelas medias» (Sajonia), «escuelas de enseñanza secundaria» (Sajonia-Anhalt), «escuelas básicas y secundarias profesionales integradas» (Hamburgo), «escuelas básicas y secundarias profesionales asociadas» (Hesse, Mecklemburgo-Pomerania Occidental), «escuelas regionales» (Renania-Palatinado) y «escuelas secundarias profesionales ampliadas» (Sarre), en las cuales se han combinado los currículos de las escuelas básicas y secundarias profesionales; a partir del séptimo curso se sigue un sistema de clases/cursos estructurado en función de la titulación final. En estos centros los títulos al término de los cursos noveno y décimo se obtienen bajo las mismas condiciones que en los restantes tipos de centros dentro de la primera etapa de la educación secundaria y se reconocen en todos los Estados Federados de conformidad con un acuerdo de la Conferencia Permanente de los Ministros de Educación y Cultura de los Estados Federados del año 1993 (actualizado en 1996).

Los niños y jóvenes que no pueden ser debidamente atendidos en las escuelas generales a causa de alguna discapacidad van a escuelas especiales (educación especial). Existen escuelas especializadas según los tipos de discapacidad. En parte los niños y jóvenes discapacitados asisten a escuelas regulares con clases integradas. La escolaridad obligatoria también rige para los niños y jóvenes discapacitados.

La llamada segunda vía educativa ofrece la posibilidad de recuperar los estudios que no pudieron hacerse en su momento y obtener las titulaciones correspondientes. Por ejemplo, en los institutos nocturnos y las escuelas secundarias profesionales nocturnas los adultos que reúnan los requisitos preceptivos pueden preparar el examen final de bachillerato (Abitur) u obtener el título escolar medio paralelamente a su actividad profesional. Los adultos que no desempeñan una actividad laboral pueden preparar el bachillerato superior en centros llamados «colegios».

 

ir al inicio de la página
 

  LOS PROFESORES. En la República Federal de Alemania existen profesores especialmente preparados para cada tipo de escuela. Todos tienen que cursar estudios superiores completos, si bien las carreras difieren según el tipo de centro donde vayan a trabajar. Los maestros de primaria y los docentes de las escuelas básicas estudian una media de siete semestres; los profesores de Realschulen, escuelas especiales, institutos y escuelas profesionales por regla general nueve semestres. Todos los estudiantes de magisterio y carreras de profesorado secundario tienen que pasar un examen final (llamado primer examen de Estado) y realizar a continuación una formación pedagógico-práctica en forma de servicio preparatorio (por regla general 24 meses), que concluye con el llamado segundo examen de Estado. Los profesores de las escuelas y colegios públicos por regla general son funcionarios al servicio del Estado Federado respectivo. En los nuevos Estados Federados la mayoría de los docentes tienen la categoría laboral de empleados.

 

ir al inicio de la página