Índice:
La política Medioambiental.
Reducción del Desempleo. 
Modernización Permanente.
Fotos.
 

La República Federal de Alemania se halla ante grandes retos. Por su posición puntera entre los países industrializados y su proyección comercial atendiendo a las cifras del comercio exterior, ocupa actualmente el segundo lugar a escala mundial, es uno de los países que presenta un mayor grado de integración en la economía mundial y una mayor dependencia del comercio exterior. Como otros muchos países industrializados se enfrenta a la ardua tarea de adecuar la actividad económica a las condiciones de la globalización y reducir al mismo tiempo el elevado índice de desempleo. Uno de los grandes retos nacionales es la superación de la brecha que todavía existe entre los antiguos y los nuevos Estados Federados en el ámbito económico y social. Asimismo, Alemania es el país que más directamente se ve confrontado con las dificultades derivadas del profundo proceso de reformas que se está operando en los países vecinos orientales.

Por tanto, las trascendentales transformaciones en el plano económico, ecológico y social requieren una decidida política de reformas. Ahora bien, el marco de actuación de la política nacional ha cambiado substancialmente a lo largo de los últimos años y va a seguir cambiando en lo sucesivo. La creciente interdependencia económica mundial y la internacionalización de los mercados financieros, la progresiva integración de Europa y los imperativos globales del desarrollo sostenible, tal y como aparecen reflejados en el Programa XXI, constituyen hoy en día los grandes puntos de referencia para la política alemana. Las recientes turbulencias económicas corroboran la necesidad de intensificar la cooperación internacional. Mediante su política de renovación y progreso el Gobierno Federal quiere aprovechar las oportunidades que brinda la globalización para alcanzar un crecimiento sostenido, promover la innovación y generar nuevos puestos de trabajo con proyección de futuro.


ir al inicio de la página
 

REDUCCIÓN DEL DESEMPLEO. El objetivo supremo del Gobierno Federal es la reducción del desempleo, que en 1998 afectó a una media de 4,4 millones de personas. La reducción del desempleo es la clave para resolver los problemas económicos, financieros y sociales de Alemania. Con este propósito el Gobierno Federal moviliza a todas las fuerzas sociales y adopta, a través del llamado Pacto para el Empleo y la Formación Profesional, medidas concretas en colaboración con los sindicatos y las empresas, que asumen conjuntamente la responsabilidad de una política de negociación colectiva orientada al empleo y una organización del trabajo que responda simultáneamente a las necesidades de las empresas en cuanto a flexibilización de las disponibilidades de mano de obra y a la reivindicación de los trabajadores de poder distribuir mejor las jornadas laborales y gozar por tanto de una mayor calidad de vida.

En este contexto el aporte del Gobierno Federal consiste en crear las condiciones marco para un crecimiento sostenido y para la generación de puestos de trabajo con proyección de futuro, lo cual abarca una reforma fiscal de alcance, la reducción de los costes laborales no salariales fijados por ley, la modernización de la administración pública y una iniciativa en favor de la innovación en el terreno de la educación, la investigación y la ciencia.

ir al inicio de la página

 

MODERNIZACIÓN PERMANENTE. Las estrategias de renovación y superación de los retos que plantea el futuro van mucho más allá de una reordenación de la relación entre el factor trabajo y el factor capital; antes bien, representan una reorientación social a gran escala en función del modelo de ordenación convenido por el Gobierno Federal con las fuerzas sociales. Tienen en cuenta las condiciones marco internacionales, apuntan a la optimación de los potenciales económicos y sociales de Alemania y responden a las expectativas de futuro de la población. Estas estrategias persiguen los siguientes objetivos fundamentales:

la lucha contra el desempleo y el fortalecimiento de la economía,

• la culminación de la unidad alemana.


A pesar de los grandes avances conseguidos en orden a la homologación de las condiciones de vida, sigue habiendo notables diferencias. El Gobierno Federal quiere corregir el desnivel económico y social entre los antiguos y los nuevos Estados Federados, sin perder de vista que el Despegue Este es una tarea que aún llevará su tiempo. A estos efectos es necesario un amplio programa de reactivación «Futuro Este».

un sistema fiscal competitivo y transparente y una reforma fiscal y contributiva ecológica. Por una parte se trata de reducir la carga fiscal y contributiva global para incrementar la fuerza de atracción de Alemania como foco de la actividad económica y garantizar una mayor equidad fiscal y, por otra, promover el empleo y premiar las actuaciones ecológicas mediante incentivos propios de la economía de mercado. La reforma se centra en la reducción de los costes laborales no salariales fijados por ley: este es uno de los pilares de la política para la generación de empleo.

la modernización ecológica para el empleo y el medio ambiente. El Gobierno Federal entiende que esta estrategia ofrece una gran oportunidad para proteger el medio natural y crear nuevos puestos de trabajo. A este propósito se rige por el Principio de la Sostenibilidad y toma el Programa XXI como referencia fundamental. Los objetivos sectoriales prioritarios de dicho proyecto son una política energética avanzada, que garantice un abastecimiento de energía seguro de cara al futuro, ecológico y eficiente, el abandono de la energía nuclear y una política de transporte ecológica.

la innovación en los ámbitos de la educación, la ciencia y la tecnología. Ello reviste capital importancia para las expectativas de futuro de las generaciones venideras. La investigación y las nuevas tecnologías son determinantes para el futuro del empleo y del medio ambiente y también para la competitividad internacional.

Para superar el problema del desempleo y disminuir de forma permanente los impactos ambientales es indispensable aplicar tecnologías viables de cara al futuro. Las tecnologías de ahorro de energía y eficiencia energética son una garantía para el bienestar futuro y para una elevada competitividad internacional. En consecuencia, el Gobierno Federal presta atención preferente a la política educativa, de investigación y tecnológica.

 

ir al inicio de la página