índice:
Introducción.
Las Fuerzas Armadas Federales y su Mandato.
Ejército y Sociedad.
Fotos.
 

El objetivo primordial de la política de seguridad de la República Federal de Alemania es salvaguardar la paz, la libertad y la independencia del país. Alemania participa activamente en la modulación de la nueva política de seguridad en Europa.

Están surgiendo nuevas estructuras de seguridad. Los Países de la Unión Europea se han marcado como meta la plasmación de una política exterior y de seguridad común (PESC). A estos efectos desempeña un papel importante la Unión Europea Occidental. La estrecha cooperación política y militar en el seno de la Alianza Atlántica se completa con la cooperación en materia de seguridad impulsada con los países de Europa Central y Oriental (PECO) a través del Consejo de la Asociación Euro-Atlántica, surgido del Consejo de Cooperación del Atlántico Norte, y en el marco de la Asociación para la Paz. Con Rusia y Ucrania se han concertado sendos acuerdos individuales de cooperación. Mediante su participación en el desarme y control de armamentos Alemania coadyuva a la estabilidad de Europa.

Antes de la unificación, Alemania se comprometió solemnemente por Tratado a reducir de modo esencial sus efectivos militares. Por eso las Fuerzas Armadas Federales de la Alemania unida, compuestas por 340.000 soldados, tienen hoy en día menos efectivos que las de la antigua República Federal. En 1990 las Fuerzas Armadas Federales tenían 490.000 hombres, y el Ejército Popular Nacional (NVA) de la RDA disponía de 170.000.

La República Federal de Alemania sigue aportando a la Alianza Atlántica el mayor contingente de tropas convencionales en Europa. Las Fuerzas Armadas Federales son un ejército puramente defensivo. No disponen de armas de destrucción masiva, ni pretenden acceder al control de este tipo de armas. No obstante, la prevención en materia de seguridad sigue siendo necesaria.


ir al inicio de la página
 

LAS FUERZAS ARMADAS FEDERALES Y SU MANDATO. Las Fuerzas Armadas Federales (Bundeswehr) son un ejército moderno basado en el servicio militar obligatorio para los varones. El servicio básico dura en la actualidad diez meses. Además, el ejército cuenta con soldados profesionales y reenganchados, que permanecen en filas por un período de hasta 15 años. Las mujeres tienen acceso a la carrera médica militar y a las bandas de música. La administración federal civil de las fuerzas armadas tenía a mediados de 1997 alrededor de 150.000 empleados; está previsto reducir su número a 140.000.

Las Fuerzas Armadas Federales:

protegen a Alemania y a sus ciudadanos frente a cualquier extorsión política y amenaza externa,

• promueven la estabilidad militar y la integración de Europa,

• defienden a Alemania y a sus aliados y sirven a la paz y la seguridad internacionales de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas,

• prestan ayuda en caso de catástrofe, realizan tareas de rescate y apoyan acciones humanitarias.


Las Fuerzas Armadas Federales están integradas por el ejército, la fuerza aérea y la marina. En el Tratado sobre Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE) aprobado en el año 1990 la República Federal de Alemania se comprometió a aplicar notables medidas de desarme: ha desguazado gran número de carros de combate, piezas de artillería y aviones y ha retirado del servicio varios buques. Ello conlleva – con arreglo a las «Directrices para el Desarrollo de las Fuerzas Armadas Federales» de 1994 – una reestructuración y a la par una reducción de los efectivos.

La reestructuración de las fuerzas armadas en fuerzas principales de defensa, fuerzas de reacción en caso de crisis y organización militar básica se puso en marcha en junio de 1995, al darse a conocer el «Ajuste de las Estructuras de las Fuerzas Armadas, de la Administración Militar Territorial y del Estacionamiento de las Fuerzas Armadas Federales».

El cometido de las fuerzas principales de defensa consiste en:

crear en tiempo de paz, por medio de la instrucción, las condiciones necesarias para lograr en caso de crisis la plena capacidad defensiva,

• garantizar en caso de crisis la disponibilidad de las fuerzas armadas mediante su movilización,

• defender en tiempo de guerra el Territorio de la OTAN conjuntamente con los Socios de la Alianza.

Las fuerzas de reacción en caso de crisis (unos 53.600 soldados) tienen por misión

• interceptar agresores potenciales en la defensa territorial mediante operaciones inmediatas cerradas y evitar así conflictos,

• coadyuvar en el seno de la OTAN y de la UEO a la gestión de crisis, prevención de conflictos y defensa,

• realizar en el marco de las Naciones Unidas y de la OSCE todo tipo de misiones, desde las medidas humanitarias hasta las operaciones militares de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

La República Federal de Alemania es miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas (ONU) desde el año 1973.
La organización internacional, integrada por 185 Estados miembros, espera de la Alemania unida que participe plenamente en las tareas y misiones de las Naciones Unidas, lo cual puede abarcar desde el amplio abanico de medidas de apoyo hasta acciones militares en misiones de paz.

Desde 1973 Alemania viene participando de muy diversas maneras en las misiones de paz («cascos azules») de la ONU, destacando en especial las operaciones en Camboya y Somalia y, desde 1995, la participación de unos 3.000 efectivos de las Fuerzas Armadas Federales (Bundeswehr) en la Misión de Paz IFOR/ SFOR bajo mando de la OTAN. Los soldados están acantonados en Bosnia y Herzegovina. En los últimos tiempos se ha incrementado la incorporación de funcionarios civiles de policía a las misiones de paz. Alemania concretamente aporta el segundo contingente policial más importante de las tropas policiales internacionales en la antigua Yugoslavia (IPTF). En la misión de observadores en la frontera de Iraq/Kuwait (UNIKOM) el contingente sanitario para el conjunto de la misión de paz está constituido por miembros del Servicio Alemán de Asistencia de la Orden de Malta.

Una sentencia de la Corte Constitucional Federal del 12 de julio de 1994 clarificó la admisibilidad de operaciones de las Fuerzas Armadas Federales en el extranjero en el marco de sistemas de seguridad colectiva recíproca. Este tipo de operaciones debe ser aprobado por el Bundestag.

Alemania asumirá su responsabilidad para con la salvaguardia de la paz mundial y realizará aportes adecuados a las misiones de paz de las Naciones Unidas, que actualmente desempeñan funciones de vigilancia con cascos azules en un total de catorce países del mundo. Asimismo, ofrecerá a la ONU unidades autónomas para medidas de mantenimiento de la paz.

 

ir al inicio de la página

 

EJÉRCITO Y SOCIEDAD. Las Fuerzas Armadas Federales están subordinadas a la dirección política. En tiempos de paz el mando corresponde al Ministro Federal de Defensa y en el «caso de defensa» al Canciller Federal (Jefe del Gobierno). Las Fuerzas Armadas Federales son controladas a nivel parlamentario por las Comisiones del Bundestag, destacando la de defensa.

El Delegado Parlamentario para las Fuerzas Armadas, elegido por el Bundestag Alemán por un período de cinco años, desempeña una importante función de control parlamentario. Vela por el cumplimiento de los derechos constitucionales de los soldados. Todo soldado tiene derecho a someter sus quejas directamente al Delegado, que está facultado para exigir a las autoridades militares que le faciliten los datos e informaciones que precise, tiene además acceso a los expedientes y puede visitar todas las instalaciones del ejército sin previo aviso. El Delegado Parlamentario para las FF.AA. presenta anualmente al Bundestag Alemán un informe sobre las quejas que se le someten.

El servicio militar obligatorio patentiza hacia afuera la voluntad del Estado de defenderse y al mismo tiempo sirve para integrar a las Fuerzas Armadas en la sociedad.

El deber del ciudadano de prestar el servicio militar tiene como contrapartida el derecho fundamental de negarse a servir en filas por motivos de conciencia. El Artículo 4 de la Ley Fundamental establece que nadie podrá ser obligado, contra su conciencia, a servir con las armas en la guerra. Al reconocerse la queda invalidado el deber de prestar el servicio militar. Los objetores reconocidos como tales en el correspondiente procedimiento tienen que prestar un servicio social sustitutorio de 13 meses de duración.

 

ir al inicio de la página