Turismo y Cultura.

Palermo Viejo. Donde Nació Buenos Aires.

Palermo es uno de los más antiguos y emblémáticos Barrios de Buenos Aires. Nació, dicen, en los albores del Siglo XVII y, según dicen también, el nombre le viene desde los orígenes, allá por 1605, de un carnicero siciliano proveedor de carne de Buenos Aires, llamado Doménico Palermo.

Es un barrio de larga historia y entrañable esencia. Tan es así, que el sueño de Borges, uno de sus vecinos ilustres, le da ilusoria cuna a Buenos Aires en la "manzana pareja de Guatemala, Serrano, Paraguay y Gurruchaga".
Juan Carlos Ghiano ve al barrio tal cual nos lo imaginamos: "El Palermo de 1900 era un barrio de familias provincianas venidas a menos, el de gustosas casas con tres patios y simétrico despliegue de habitaciones profundas; barrio de amigos y conocidos, donde el diálogo se trenzaba a través de cuadras, apenas alborotadas por los vehículos; calles donde asomaban los boliches y las casas de baile, y se señalaban las mansiones de noches desveladas."

Las aquietadas cortadas de Palermo Viejo tienen el alma llena de sueños aventureros: Soria, sainetero criollo que inventaba personajes; Santa Rosa, la Santa que de almas sabía; Russel, el marino de ojos avizores. Algo hermana a las cortadas de Palermo, quizás sea "El Alma del Suburbio", que rescatara Carriego desde su vieja casa de la calle Honduras.

El Ttítere - Milonga
Música: Astor Piazzolla
Letra: Jorge Luis Borges

Como luz para el manejo.
Le marcaba un garabato
en la cara al más garifo,
de un solo brinco, a lo gato.

El hombre, según se sabe,
tiene firmado un contrato
con la muerte. En cada esquina
lo anda acechando el mal rato.
Ni la cuartiada ni el grito
lo salvan al candidato.
La muerte sabe, señores,
llegar con sumo recato.

Un balazo lo paró
en Thames y Triunvirato.
Se mudó a un barrio vecino:
el de la quinta del ñato.

Bailarín y jugador,
no sé si chino o mulato.
Lo mimaba el conventillo;
que hoy se llama inquilinato.
A las pardas zaguaneras
no les resultaba ingrato
el amor de ese valiente
que les dio tan buenos ratos


A un compadrito le canto
que era el patrón y el ornato
de las casas menos santas
del barrio de Triunvirato.
Atildado en el vestir,
medio mandón en el trato;
negro el chambergo y la ropa,
negro el charol del zapato.
 

GALERIA DE FOTOS - LÍMITES Y LUGARES -
UN LUGAR DE ENCUENTRO
- MAS INFORMACION



VIDEO No. 1: Palermo Viejo. El Más Antiguo y Emblemático Barrio de Buenos Aires
VIDEO No. 2: Palermo Viejo. El Origen del Nombre. Explicación de Federico,
Miembro de "Los Eternautas"

VIDEO No. 3: Palermo Viejo. Las Cortadas de Palermo

Vecina está "La Placita", convertida hoy en Plaza Julio Cortázar, el otro habitante de Palermo. Por esas cosas del destino, la "placita" es hoy el centro de la nueva vida del barrio que habla de ferias de arte, de boliches y restaurantes que, añorando pasados, han "aggiornado" las cuadras mansas con las ilusiones que los moradores siembran imaginando glorias y triunfos.

GALERIA DE FOTOS - LA PLACITA - FERIA DE ARTE


VIDEO No. 4: Palermo Viejo. Feria de Arte de Palermo. Explicación por Hernán Haedo
VIDEO No. 5: Palermo Viejo. Feria de Arte de Palermo.
Entrevista a los Artistas de la Feria. I

VIDEO No. 6: Palermo Viejo. Feria de Arte de Palermo.
Entrevista a los Artistas de la Feria. II
VIDEO No. 7: Palermo Viejo. Feria de Arte de Palermo.
Entrevista a los Artistas de la Feria. III

Cuántas historias se apretujan entre paredes, plantas y veredas. Cuentos, hazañas de veteranos cuchilleros, como aquel guapo Amílcar que rescatara Gómez Bass de boca del actor Carlos Perelli, corajudo y amante del duelo a cuchillos en alguna cortada iluminada por la luna, de espalda de alguna enamorada del muro que sirvió de capa o de poncho mortal; de rumores de cascos anunciando delatores, al mateo regresando al corralón y de organitos agitando notas en la vereda despejada de las ochavas rosadas.

GALERIA DE FOTOS - PALERMO UNA HISTORIA ENTRE POESIAS Y TANGOS


VIDEO No. 8: Palermo Viejo. Historias, Cuentos y Hazañas
VIDEO No. 9: Palermo Viejo. Feria Industria Argentina

Hoy, Palermo continúa siendo meta de recién llegados, 25 colectividades conviven incorporando tradiciones, rostros, afanes e ilusiones mixturándose en un universo de ferias, murgas, bares, música y evocaciones que llegan todos los días como viejos marchantes. En la pintura final de Carriego:

  "Todas las tardes, por la misma calle,
miramos con mirar sereno
la misma escena alegre o melancólica,
la misma gente...¡Y siempre la muchacha
modesta y pensativa.
De cuando en cuando caras nuevas,
Desconocidas, serias o sonrientes,
Que nos miran pasar desde la puerta...".
Palermo Viejo, donde aún perdura una glicina
y donde un corazón lleno de vida,
se ha convertido en una "Placita".

Durante años, Palermo Viejo pareció haber quedado olvidado de la mano de Dios, pese a encontrarse a quince minutos del centro de Buenos Aires. Sus casas bajas y las calles empedradas son un reflejo del pasado orillero del barrio, ese barrio por el que deambulaban los guapos de Borges en aquellos años en que el Arroyo Maldonado no había sido entubado y la ausencia de pasos a nivel para cruzar las vías del ferrocarril hacían de esa zona de Buenos Aires, un lugar de cuidado.

Fundación Mítica
de Buenos Aires
 

Una manzana entera pero en mitá del campo
expuesta a las auroras y lluvias y suestadas.
La manzana pareja que persiste en mi barrio:
Guatemala, Serrano, Paraguay y Gurruchaga.

Un almacén rosado como revés de naipe
brilló y en la trastienda conversaron un truco;
el almacén rosado floreció en un compadre,
ya patrón de la esquina, ya resentido y duro.

El primer organito salvaba el horizonte
con su achacoso porte, su habanera y su gringo.
El corralón seguro ya opinaba YRIGOYEN,
algún piano mandaba tangos de Saborido.

Una cigarrería sahumó como una rosa
el desierto. La tarde se había ahondado en ayeres,
los hombres compartieron un pasado ilusorio.
Sólo faltó una cosa: la vereda de enfrente.

A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires:
La juzgo tan eterna como el agua y como el aire.


 ¿Y fue por este río de sueñera y de barro
que las proas vinieron a fundarme la patria?
Irían a los tumbos los barquitos pintados
entre los camalotes de la corriente zaina.

Pensando bien la cosa, supondremos que el río
era azulejo entonces como oriundo del cielo
con su estrellita roja para marcar el sitio
en que ayunó Juan Díaz y los indios comieron.

Lo cierto es que mil hombres y otros mil arribaron
por un mar que tenía cinco lunas de anchura
y aún estaba poblado de sirenas y endriagos
y de piedras imanes que enloquecen la brújula.

Prendieron unos ranchos trémulos en la costa,
durmieron extrañados. Dicen que en el Riachuelo,
pero son embelecos fraguados en la Boca.
Fue una manzana entera y en mi barrio: en Palermo.


Lo que hoy se conoce como Palermo Viejo se llamó, en un principio, Villa Alvear. Su corazón es la Plazoleta Julio Cortázar, más conocida como la Placita de Serrano. En torno a la placita florecieron bares, restaurantes y galerías de arte que transformaron el barrio en un paseo obligado para todo aquel que quiera huir de los circuitos comerciales y enterarse de cuáles son las nuevas tendencias que, después de un tiempo, se transformarán en moda.

GALERIA DE FOTOS - UN CIRCUITO TURISTICO PARA DESCUBRIR LOS SECRETOS DE PALERMO


VIDEO No. 10: Palermo Viejo. Plaza Cortázar. Centro Artístico de la Ciudad
VIDEO No. 11: Palermo Viejo. Plaza Cortázar. Explicación de Federico, miembro de "Los Eternautas"

Palermo Viejo tiene límites muy concretos, marcados por las Avenidas Santa Fe, Scalabrini Ortiz, Córdoba y Juan B. Justo, lo que no impide que hoy se haya expandido más allá de Juan B. Justo, en un barrio al que la presencia de canales de televisión y radios también están modificando aceleradamente.

GALERIA DE FOTOS


VIDEO No. 12: Palermo Viejo. La Meta de Recién Llegados
VIDEO No. 13: Palermo Viejo. La Placita
VIDEO No. 14: Palermo Viejo. Feria de Diseñadores en "Utopía".
Explicación de Andy Campos, Organizador de la Feria

Jorge Luis Borges pasó varios años de su vida en Palermo Viejo y, quizás por eso, el barrio tiene geografía laberíntica y vocación para recordar las fechas en espejo. Se festejaron allí los cumpleaños de dos escritores: el autor de "El Aleph" y el de Julio Cortázar; uno nació el 24 de agosto de 1899 y, el otro, el 26 de agosto de 1914.

GALERIA DE FOTOS - FERVOR DE BORGES -
EL CAMINO DE BORGES A LA COSMÓPOLIS
- OBRAS COMPLETAS DE BORGES



VIDEO No. 15: Palermo Viejo. Jorge Luis Borges. Su Vida en Palermo
VIDEO No. 16: Palermo Viejo. Jorge Luis Borges. "Y Buenos Aires Nació en Palermo"
VIDEO No. 17: Palermo Viejo. Jorge Luis Borges. La Manzana Pareja

En rigor, los dos autores no tuvieron un trato demasiado directo. Más de una vez, Cortázar manifestó su admiración por la escritura de su colega, mientras que Borges se refirió a Cortázar del mismo contradictorio modo en que se expresó respecto de muchos otros temas.
Quizás, porque no es más que el azar el que rige al calendario, al tiempo de los relojes de arena y a la geografía es que Palermo Viejo ha unido a los escritores para siempre en el cruce exacto entre una calle y una plaza.

Pero hay, además, una dimensión mítica, en la que Jorge Luis Borges y Julio Cortázar se vuelven a encontrar: en el reconocimiento de los lectores que los consagraron parte fundante de la literatura nacional.

........