Dubai. La Perla del Golfo Pérsico.
Segunda Parte.
Por Carlos H. Bruzera.


"Tomó la lámpara mágica y la frotó, y al aparecer el efrit, le dijo Aladino: 'Escucha, quiero un palacio digno de un sultán. Con una gran cúpula de cristal, construido sobre columnas de oro y plata, con 99 ventanas enriquecidas de pedrerías, y no te olvides de trazar un jardín hermoso con estanques y saltos de agua y, sobre todo, ¡oh, efrit!, pon un tesoro enorme lleno de dinares de oro en cierto emplazamiento subterráneo'.


Y el mago cumplió con largueza, además del Bruj Al Arab, la Torre de los Árabes, construyó decenas de palacios, bellísimos jardines y dejó un tesoro enterrado desbordante de oro negro: el petróleo.

Así como un cuento de "Las Mil y Una Noches", nació el moderno DUBAI, recostado en el manso mar, de espalda al oro terso de los arenales.

Un mágico rincón del mundo donde conviven la riqueza, tradiciones y espectativas. Donde es posible contemplar el paso cansino de los camellos, junto al camino transitado por veloces automóviles; a un beduino con ropas legendarias y a un hombre de negocios con su traje occidental; al desierto con sus misterios y al vergel alimentado con el agua hurtada al mar.

CASA DE SAEED AL MAKTOUM

La casa de Saeed Al Maktoum custodia una variada colección relacionada con la cultura y la historia de los Emiratos. En sus espaciosas salas se exhiben objetos que ilustran sobre la vida cotidiana de la otrora Costa de los Piratas.

Pero su mayor riqueza radica en el propio edificio, testigo de una lejana época cuando los Emiratos Árabes Unidos permanecían en un estado natural. La construcción muestra líneas humildes, casi tratando de mimetizarse, con su color, en el paisaje severo en que lo enmarca.

Sin la fastuosidad de otras obras arquitectónicas árabes, ensaya rasgos tradicionales como sus torres emparrilladas, arcos lobulados y capiteles o mukarnas alveolados. Todo, rodeando el gran patio capaz de albergar a las caravanas de camellos que hacían alto en el oasis.

Recorrido por la Casa de la Familia Al Maktum.
Comentarios de Meme Castro.


Nos encontramos en uno de los sitios históricos más representativos de la Ciudad de Dubai. Esta es la casa del Sheik Saed Al Maktum y es aquí, precisamente en esta casa, donde se desarrolló la mayor parte de la historia de Dubai. Ubicada en un lugar estratégico como es frente al canal que desemboca al Mar Arábigo, demuestra cómo Dubai se construyó a partir del comercio, del movimiento marítimo, y es así que aquí adentro, hoy en día convertido en Museo, podemos ver todo lo referente a la historia de Dubai.

Todo lo que tiene que ver con la vida marina, social, con los documentos históricos, se encuentran aquí. Así que los invitamos a recorrer este sitio histórico muy importante para todos Uds. que quieren comprender más en profundidad de qué se trata la vida árabe.
Esta casa era, en su momento, un sitio muy importante donde se desarrollaba la vida gubernamental, local, social, éste era el centro y el foco de todo lo que acontecía en aquella época.
Fue totalmente remodelado en 1986 para que todos aquellos que visitan Dubai, puedan entender de qué se trata, y como vemos la arquitectura típica de finales del Siglo XIX, la arquitectura arábiga, es muy notable aquí, es muy predominante, así que los invitamos a recorrer el interior de esta casa para que juntos entendamos un poco mejor esta vida y esta cultura.

HATTA


La planicie apenas interrumpida de tanto en tanto por dunas en lento movimiento y oasis recreando porfiadamente retazos de vida, se quiebra de improviso hacia el noreste de DUBAI con presencia de las estribaciones de la Cordillera de Al Hajar que, en el confín de los Emiratos, sirve de frontera con el vecino Omán.

En esta Región de Hatta, los viejos montes de Al Hajar se han moldeado con caprichosas formas al paso tenaz del viento, el shamal, y el azote constante de la arena.

Tallados en la roca viva, enormes socavones toman forma de piletas y atesoran el portento del agua que mana ininterrumpidamente de los frescos manantiales. Ellos son la razón del Oasis de Hatta, convertido en un soñado remanso de hospitalidad y placer.

Los nómades del desierto, los míticos beduinos, son antiguos pastores de camellos, ovejas y cabras, que itineran entre oasis a través del páramo arenoso. Los "badawis", los que viven en el desierto en lengua árabe, van lentamente tornándose sedentarios y abandonando muchas de las viejas tradiciones. De allí, el encanto de ingresar a su mundo cargado de misticismo. Organizados en grandes familias patriarcales, su hogar es el desierto y su tienda. En ella, el beduino, entre alfombras, cuida su ajuar y descansa, fuma de su pipa y transa sus negocios.

El viajero puede hoy gozar de una aventura que lo lleva al universo exótico de los badawis; complacerse con sus comidas de aromas y sabores peregrinos; dormir en sus mismos lechos escuchando los sonidos velados del inmenso desierto y del oasis, con los rumores que el viento se encarga de crear entre palmeras y frutales.

La música árabe es, sobre todo, un modo de cantar y bailar. En la danza, el protagonismo musical lo tienen los palillos y platillos metálicos junto con el bendir, el tambor de marco, el darabuka, tambor de arcilla con forma de vasija y el laúd.

La danza se fundamenta en periodos y ciclos rítmicos, estructurados en fórmulas ornamentadas y variadas según el gusto del intérprete. El exotismo de los movimientos, el vaporoso ropaje de las bailarinas y la seducción de gestos y veladas sonrisas, otorgan a la danza un encanto atrapante. Más aún, el espectador termina por integrarse a la propia danza con agitar de manos y floreos.

Piscinas de Hatta. Comentario de Meme Castro.

Seguimos mostrándoles las posibilidades que Dubai puede ofrecer a los turistas y en especial a aquellos que estén buscando un poco de aventura.
Ahora, desde la zona de Hatta, desde la región de Hatta en Dubai, que también pertenece un poco a Omán, ya que para llegar hasta aquí tuvimos que pasar 2 veces por el Sultanato de Omán, se puede pasar sin ningún trámite, sin ningún control porque esto pertenece a la Corporación del Golfo Árabe, razón por la cual es posible transitar de los Emiratos, y desde los Emiratos a Omán, sin ningún problema.

Ahora en Dubai les proponemos esta región de montañas, la región de Hatta, y la cadena montañosa se llama Jalla, y aquí se encuentran las piscinas naturales de Hatta que muchos turistas quieren venir a visitar, quieren bañarse en ellas por el abundante calor que hay aquí, sobre todo después de un día de safari en el desierto, otro de los paisajes naturales que tiene Dubai para ofrecerles.

FINAL

El efrit de la lámpara maravillosa de Aladino ha cumplido nuestros sueños, hemos admirado DUBAI, un país de encantamiento que se torna inolvidable.

"Y Aladino divisó, entonces, el soberbio palacio construido con piedras preciosas y cuya cúpula de cristal brillaba como el sol, con su jardín hermoso, con estanques y saltos de agua y plazoletas espaciosas..."