Los Especiales de...
El Turismo y La Hospitalidad.
Producción Televisiva Realizada en Francia en Septiembre 2004.
Programa Nº 942 Fecha: 24 de Octubre de 2004
Programa Nº 944 Fecha: 07 de Noviembre de 2004
Programa Nº 952 Fecha: 09 de Enero de 2005
Para ver el Video del Programa Completo .::Hacer click aquí...

FRANCIA
REGIÓN DE CHAMPAGNE-ARDENNE
Ciudad de Reims
Colaboración Elaborada por Carlos Horacio Bruzera para
Los Especiales de... El Turismo y La Hospitalidad

Reims fue fundada por los romanos con el nombre de Ducortorum, en el lugar donde se asentaban las tribus galas de los remi o remo. De ellas tomó la ciudad su nombre actual.
Reims fue la cuna de Colbert y de San Juan Bautista de La Salle. De la época romana ha quedado la Puerta de Marte, rodeada hoy de jardines y del colorido de las flores que ensayan siempre un saludo de bienvenida.
Reims es una ciudad llena de historia.
De ese pasado de esplendor regresan la música y las voces de las fiestas de coronación, y los ecos de aquel día de 1945 cuando oficialmente los germanos se rindieron a los aliados. Las viejas mansiones dan la impresión de guardar entre sus muros y jardines, el perdurable brillo de tiempos que han quedado allí, en evocaciones vívidas, al alcance de nuestras manos y a un paso de nuestro camino.

Fue en Reims cuando, en 1929, Santa Juana de Arco coronó a Carlos VII y fue aclamada como la salvadora de Francia.
En 1991, los monumentos históricos y artísticos de la ciudad fueron incluidos en el catálogo del Patrimonio Mundial de la Humanidad.

FRANCIA. Región de Champagne-Ardenne. Ciudad de Reims. Catedral de Notre Dame.

La arquitectura gótica nació en Ile de France en el Siglo XII, por lo que la Catedral de Notre Dame de Reims es una obra de arte producida casi en su región de origen. Surgido en la Edad Media, el gótico logró su mayor esplendor en las catedrales, símbolo del “reino de Dios sobre la tierra”. Así, estéticamente inspirada en la imagen de la “Ciudad de Dios”, la Catedral de Notre Dame es una bellísima estructura elevada de gran verticalidad. La ligera bóveda de crucería contrarrestada por pilares a los que se adosan pequeñas columnas, molduras y baquetones dan, con el uso del arco, una amplitud generosa y una impresión de sereno espacio.
Un elemento de profunda belleza es la presencia de las vidrieras, símbolo de la concepción de la iglesia gótica. Las vidrieras transformaron la iglesia oscura del románico, en un entorno traslúcido. Las transparencias hallaron sustento en el pensamiento de los hombres de la Edad Media para quienes la luz era la manifestación más directa de Dios.
Los grandes rosetones son una fuente de luz coloreada que inundan las naves otorgando una idea de alegría hasta entonces desconocida.

La nave central, más elevada que las restantes laterales, da la sensación, en una lograda perspectiva, que el Altar es la culminación de todo lo sagrado de la iglesia y meta, al fin, de la búsqueda del creyente.
El gran rosetón de la Catedral de Reims, calado en tracerías, es uno de los más bellos e importantes del mundo.
En la fachada de la Catedral se encuentra una notable sucesión de esculturas góticas en las cuales se pierde lo estático e inanimado de épocas anteriores, para dar paso a cierta movilidad naturalista. La característica sobresaliente del conjunto es la sonrisa que el escultor ha otorgado a sus figuras, así también como la gracia del movimiento. Hasta la Primera Guerra Mundial, la hermosa fachada tenía más de 600 estatuas que convertían a la Catedral en un repaso bello y emotivo de arte sacro.

FRANCIA. Región de Champagne-Ardenne. Ciudad de Reims. Los Campos.

La geografía de Champagne invita a perder la vista en los ondulados campos, que parecen custodiar los cerros lejanos de cambiantes colores. En ese escenario de cuestas y diminutos valles, los caminos siempre tienen un destino inevitable: las largas hileras de vides con su carga de frutos perlados. Todo el aire tiene perfumes frescos, un delicado anticipo de copas burbujeantes.
Cuentan que el champagne fue descubierto por casualidad por un monje de la Abadía Benedictina de Hautvillers, construida en el Siglo VII en la montaña de Reims. En el Siglo XVII, vivía en la abadía el monje Dom Perignon, cosechero y estudioso. Según parece, él fue el primero en utilizar los cortes de cepas y en producir, al fin, la blanca bebida burbujeante. Dom Perignon descansa hoy en su Abadía de Hautvilliers, custodiando como entonces que la alegría de las burbujas continúe naciendo entre las largas hileras perfumadas de vino.

¿Es acaso imposible que entre esas mismas hileras logren vida las frases de Omar Khayyan como un tributo a las uvas prietas?.
“Los Especiales de... El Turismo y la Hospitalidad” las evoca:


“La copa es el cuerpo, cuya alma es el vino. La copa de cristal donde el vino sonríe, es una lágrima donde se oculta el bálsamo del corazón”.

FRANCIA. Región de Champagne-Ardenne. Ciudad de Reims. Final.

En la quietud de los campos de Champagne que hemos caminado, cuando el sol acaricia las vides sarmientinas cargadas de promisión, parece perfilarse en siluetas inquietas y en cestos bruñidos y desbordantes, el espíritu de la alegría, de la vida misma chispeante y dorada. La vista se pierde en hondonadas y el caminante no sabe ya si ese lejano sonar de campanitas es un llamado celeste o el entrechocar de cristales convocando a la alegría de vivir.
¿Acaso ambas no tienen el mismo significado... La tierra y los frutos nos contestan envueltos en el aire diáfano que si...

FRANCIA. Región de Champagne-Ardenne. Ciudad de Reims. Chateau.

Un toque de armonía y romanticismo envuelve a los clásicos chateau de las grandes bodegas de Champagne. Sus arquitecturas con sugerencias neoclásicas, y muchas veces decididamente eclécticas, dan al paisaje un sello de distinción y agasajo.
El corazón de los viñedos, contenedor de todo el confort de las señoriales casas de campo, guardan entre sus alhajados muros todo lo necesario para una estancia reparadora.
Todos los chateau poseen confortables habitaciones, no más de tres o cuatro, disponibles para que los visitantes puedan internarse en ese mundo tan especial de panoramas, descanso, buena mesa y el mejor champagne.

En todo, ese toque especial que otorga esa geografía seductora de ondulados campos fulgurantes de racimos.
Respire hondo, trate de recoger en su corazón toda esa atmósfera de sol y viñas, mire lo más lejos que pueda admirando la paz campestre y, luego, saboreando una copa del vino de Champagne, brinde una vez más por este mundo nuestro, por nosotros.
¡Pour votre santé!.
Carlos Horacio Bruzera
Carlos Horacio Bruzera
Nota Escrita Especialmente para el
PRIMER PORTAL ARGENTINO DE TURISMO MUNDIAL.
Derechos Reservados. Prohibida su Reproducción Total o Parcial

Consultas al Dr. Bruzera al 4522-6855