Historia del
ESCUDO DE LA PROVINCIA DE

TUCUMAN


HISTORIA

El Capitán D. Diego de Rojas, proveniente de la corriente colonizadora del Perú, a mediados del año 1543 descubrió la Gran Región del Tucumán,(1) y el 31 de mayo de 1565, D. Diego de Villarroel fundó la Ciudad de San Miguel de Tucumán y Nueva Tierra de Promisión,(2) la que, a raíz de inundaciones y por una Real Cédula del 26 de diciembre de 1680, fue autorizada a trasladarse al lugar de La Toma. Por oposición de algunos pobladores que lo cuestionaron, el traslado tuvo lugar recién los días 24 y 25 de setiembre de 1685. Según el acta capitular conservada en el Archivo Histórico de Tucumán, en el primero de dichos días se arrancó de la plaza el Árbol de la Justicia, y se metió en una carreta junto con la caja del archivo de esta ciudad y su Cabildo, así como el cepo de las prisiones. Y el día 25 el Alférez Real sacó el Real Estandarte a la plaza dando vuelta por ella, y caminó con dicho Real Estandarte al dicho nuevo sitio.(3)

Creado el Virreinato del Río de la Plata por Real Cédula del 1 de agosto de 1776, la región quedó comprendida dentro de él. La Real Ordenanza de Intendentes del 28 de enero de 1782 la ubicó en la Gobernación Intendencia de San Miguel de Tucumán, abarcando su obispado como ciudad cabecera. Suprimida dicha Gobernación Intendencia por la Real Orden del 5 de agosto de 1783, se creó la Gobernación Intendencia de Salta del Tucumán que integraron, además de Salta como ciudad cabecera, las de Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y Jujuy.(4)

Siendo Director Supremo del Estado D. Gervasio Antonio de Posadas, con la intención de premiar a Tucumán por sus esfuerzos, el 8 de octubre de 1814, dividió la Gobernación Intendencia de Salta del Tucumán en otras dos, una, la de Tucumán, integrada por Tucumán, Santiago del Estero, y Catamarca, con San Miguel de Tucumán como cabecera, y otra, la de Salta, integrada por Salta, Jujuy, Orán, Tarija y Santa Maria, con Salta como cabecera.(5)

En el marco de la crisis política que acompañó la disolución del Directorio y del Congreso, el 22 de marzo de 1820, el Gobernador Intendente de Tucumán, Coronel Bernabé Aráoz, erigió la República Federal de Tucumán formándola con Santiago del Estero, Catamarca y Tucumán. Poco después, el 27 de abril de 1820, Santiago del Estero proclamó su autonomía y el 25 de agosto de 1821, en un Cabildo Abierto, el pueblo catamarqueño disolvió la unión y dependencia que ligaban su provincia con Tucumán, con lo cual ésta quedó configurada en su actual jurisdicción.


SU HERÁLDICA

Tucumán usó el Escudo Real Español de las diferentes épocas y, después de 1813, el Escudo Nacional en que se había convertido el Sello que se diera la Soberana Asamblea General Constituyente de 1813.

En 1816, se cambió el orden de los colores colocando el blanco en el campo superior y el azur en el inferior, es decir, con los esmaltes invertidos, y además...una pica con gorro frigio, una lanza con banderola azul y blanca, y un sable, los tres elementos unidos por una atadura. Ostentaba igualmente un sol, palmas y laureles, en cuya unión aparecían dos cañones y balas; bayonetas y cuatro banderas argentinas hacían fondo a este complicado conjunto, con la leyenda "Tucumán sepulcro de los tiranos". Según Rodríguez Marquina, entre 1817 y 1818 se utiliza profusamente. Aunque luego hay una reforma: la palma se reemplazó por un laurel, desaparecieron la leyenda, los cañones y las bayonetas, quedando sólo las banderas. En 1820 aparece otro, con una lanza, una espada y dos ramas de palma. Lo rodean una corona de laurel y la leyenda "República de Tucumán año 1820". Se suceden luego las modificaciones. Primero -como cae la República- se erradica la leyenda, y después se van alterando otros elementos, hasta que en 1834 el blasón está constituido por dos lanzas y un círculo de hojas (...). En 1848 reaparecería, con algunos cambios, el blasón de 1816 decorado con seis lanzas, ocho banderas y dos cañones. Se mantuvo hasta 1859.

En 1861 y hasta 1888, en vez de escudo los documentos tienen sellos o insignias de la policía, aunque en algunos aparece ya, por lo general, el nacional sin sol. También, curiosamente, a fin de los años 80 se usa el escudo de la Provincia de San Juan (?) que hasta fines del siglo alternó con el nacional completo y el nacional sin sol. Este último es el que poco a poco se va imponiendo, pero sin ley alguna que así lo disponga.(6)

El 12 de julio de 1946, el Senador Provincial D. Albeto M. Castillo presentó un proyecto que determinaba el escudo, por no existir ley ni decreto alguno que estableciera las características del que se usaba. Considerado por la H. Legislatura, el 21 de noviembre de 1946, se sancionó la Ley Provincial N 1988 que determinó:

Artículo 1. Declárase único Escudo de la Provincia de Tucumán el establecido por esta Ley.

Art. 2. Dicho Escudo tendrá la forma y atributos siguientes: Forma ovalada, dividido por mitad en dos cuarteles, el superior de color azul y el inferior de color blanco y por debajo de la línea divisoria dos brazos desnudos, cuyas manos diestras, entrelazadas sostienen una pica que alza un gorro frigio de color de gules, que llega hasta la parte central del cuartel superior. Circundando el óvalo con dos ramas de laurel, una por cada lado y unidas abajo, que será la base del Escudo, por un lazo de cinta con los colores de la Bandera Nacional terminando en un nudo con un moño grande.

Art. 4. Un dibujo de este Escudo, que será hecho en Pergamino y al óleo, se conservará como Patrón en el Archivo General de la Provincia, con la ley de su creación escrita al dorso y firmado por todos los legisladores que intervinieron en su sanción.(7)

LECTURA HERÁLDICA

Forma: de óvalo

Cortado de azur y plata (blanco) trae en el segundo cuartel, movientes de ambos cantones de la punta, dos antebrazos humanos de carnación que estrechan sus diestras en el centro, sosteniendo una pica con asta de madera de su color, que alza en el campo de azur un gorro de la libertad de gules, doblado en la base, y con la punta, terminada en borla, caída a la diestra. Por ornamento exterior, dos ramos de laureles que forman una corona abierta, cuyos extremos inferiores se cruzan por debajo del Escudo, unidos con una cinta de moño de azur-celeste, plata (blanco) y azurceleste.


BIBLIOGRAFÍA

1) SIERRA, Vicente D., Historia de la Argentina, Unión de Editores Latinos, Buenos Aires, Tomo I (1492-1600), pp. 289-290.

2) IBÍDEM, pp. 337-339.

3) LIZONDO BORDA, Manuel, Documentos Coloniales. Actas Capitulares de San Miguel de Tucumán, Prólogo y Comentarios de... Vol. I, Tucumán, 1946, pp. 277-278.

4) SIERRA, Vicente D., op. cit. Tomo III (1700-1800), pp. 455-457 y 468-470 y ACEVEDO, Edberto Oscar, La Intendencia de Salta del Tucumán en el Virreinato del Río de la Plata, Universidad Nacional de Córdoba, Facultad de Filosofía y Letras, Mendoza, 1965, pp. 128, 174 y 175.

5) LIZONDO BORDA, Manuel, "Tucumán, (1810-1862)" en Historia de la Nación Argentina, Academia Nacional de la Historia, Buenos Aires, 1941, Vol. IX, pp. 662-664.

6) ARCHIVO HISTÓRICO DE LA PROVINCIA DE TUCUMÁN, Nota de fecha 11 de noviembre de 1992.

7) IBÍDEM y ANALES DE LEGISLACIÒN ARGENTINA, Tomo VI, pág. 1250.